miércoles, 14 de diciembre de 2011

UTMB 2011.- META


El tramo más corto, y sin embargo el más largo, el más vivido, el más sentido, toda la experiencia del UTMB concentrada en unos pocos kilómetros, en un escaso margen de tiempo muy sufrido , excesivamente sufrido y que sin embargo no querría que terminase jamás.

Ni siquiera recuerdo como pude levantarme de la piedra en la había dado buena cuenta del bocata para comenzar a articular los primeros pasos hacia la meta, si que recuerdo el despedirme de la grata compañía de los ángeles de la guarda y de Laura, si que recuerdo salir de Argentiere paso a paso, seguro de poder terminar lo que en aquel momento y en aquel instante era una autentica tortura física y es que mis rodillas son dos bloques sin casi articulación y mis tobillos no existen, se encuentran escondidos bajo una buena capa de piel y carne inflamada ( dos melones vamos)

Sin embargo debo reconocer que el paso, aunque limitado y lento, es suficiente como para llegar a meta en 2 escasas horas, pero mi estomago se va a empeñar en tomar protagonismo de las últimas sensaciones de esta aventura.

Continuo con la magnifica compañía de Julia, el tramo debería ser en franco descenso pero de eso ná de ná, soy incapaz de trotar salvo si el descenso es muy evidente y me cuesta mucho conseguir mantener el tipo en el resto de los tramos.

Poco después, mi estomago vuelve a quejarse, necesito buscar un lugar apartado, por suerte , en este momento es posible, me escondo un poco y.........pues eso, pake contaros .

Cuando regreso ya parezco recuperado del apuro, sin embargo no tardaré muchos minutos en volver a visitar a los gnomos del bosque para abonar sus próximas cosechas.

El peligro es que, por más que bebo o como, todo lo que ingiero tiene línea directa y mi cuerpo es incapaz de asimilar los líquidos y sólidos, en resumen y sin entrar en más detalles, cada vez pierdo más líquidos.

La de veces que me acordé del gel de las narices en este tramo, incontables, como incontables fueron las veces que le preguntábamos a cada lugareño cuanto quedaba para Chamonix.....y la respuesta era de lo más variada....y alucinante....desde los 30 minutos a la hora y media....y no les faltaba razón a los dos, lo que pasaba es que mi cuerpo y su resistencia estaba llegando al límite y solo pensar en hacer más de 15 minutos más me parecía imposible.

No les faltaba razón ya que tras un buen descenso estábamos a la altura del rio que pasa por Chamonix , y yo ya me las prometía muy felices cuando , de repente, frente a nosotros, un voluntario de la organización nos desviaba hacia arribaaaaaaaaaa....(cuando por el rio tan solo quedarían unos 4km prácticamente llanos.
.....y la subida que nos espera es durilla y tras 170 km parece, más bien, un autentico muro.

Vamos subiendo hacia el Petit balcon sud( un sitio idílico, todo hay que decirlo, frente al macizo del M.Blanc) y solo de pensar hasta donde tengo que ascender se me viene el mundo encima, ya que noto que estoy llegando al límite, la deshidratación que me provoca la descomposición me comienza a provocar mareos.

La última subida se hace interminable, Julia me va dando ánimos, pero lo único que alcanzo a hacer es seguir adelante sin poder articular palabras, en uno de los últimos apretones no tengo escapatoria posible ni a un lado ni a otro de la senda y solo me quedan dos opciones....la "autodescomposicion" o "utilizar" la senda....le digo a Julia que se adelante y..... por suerte no aparece nadie durante tan sublime momento.( Ale Dieguete, aqui tienes la explicación a esa tierra marronacea que conservas como oro en paño en un tarro de cristal creyendo que era barro adherido a tus zapas del UTMB) ;)

Voy reventado, pero todavía me queda lucidez para girar la mirada a la izquierda al pasar por el Petit Balcon Sud, ante nosotros esta el Macizo del Mont Blanc en su típica imagen de postal, sencillamente espectacular.


Vistas desde el Petit Balcon Sud




Volviendo a lo más mundano, sigo con mi imperturbable labor de abonado de las tierras galas, pero tengo un problema, y es que ni Julia ni yo tenemos papel o pañuelos donde me pueda limpiar, por suerte deben de quedar muy pocos kilómetros y Julia decide adelantarse a Chamonix para pedirle a Juan Carlos el "material".

Me quedo solo y me voy comiendo el tarro mientras me adelantan decenas de corredores, ya solo puedo caminar muy lentamente y aún así......INCREIBLE......voy a adelantar a un corredor, este va a ser el único corredor adelantado por mi desde Aregentiere a meta.

El adelantamiento parece sacado de un gag, se hace tan eterno como lo están siendo estos últimos kilómetros, a cámara lenta y casi sin poder caminar ni uno ni otro adelanto al compañero con el que cruzo la mirada y nos damos ánimos durante unos larguísimos segundos ( parecemos dos camiones adelantándose en una autovía, uno a 3km/h y el otro a 3,1 km/h) .

Lo que viene a continuación no tiene explicación, no sé ni de donde salen las energías ni la capacidad pero me pongo a trotar cuesta abajo durante unos cientos de metros....parece que, ahora sí, ya lo tengo .

Pero no, el trote tan solo consigue el peor de los efectos, al cabo de unos cientos de metros estoy completamente mareado, a pesar de la labor de los bastones, la sensación es la de caer desplomado en cualquier momento, mientras trato de mantenerme en pie llega Juan Carlos con el papel (que falta me hace) y no tardo en comentarle que puede que en cualquier momento puedo caer al suelo, que este atento para evitar cualquier golpe.

Poco después veo que es inevitable la caída, me aproximo a un pequeño árbol que hay al lado de la pista y me agarro a él , de aquí no me muevo hasta que pase el mal rato, Juan Carlos esta a mi lado y no para de apoyarme, le noto preocupado y no es para menos, le comento lo evidente, que si caigo me "enchufe" todo el azúcar que llevo encima para poder reaccionar, esto no lo puedo dejar a solo dos kilómetros de meta.

...y aquí estás tú de nuevo cariño, siempre has estado, en el amanecer de Bonhomme, en el paso por el Col de la Seigne, disfrutando del Lac Combal y el glaciar de Miage, descendiendo hacia Courmayeur , disfrutando de las vistas del macizo del Mont Blanc entre el Ref. Bertone y el Bonatti, animandome a seguir en el infiernillo entre Arnuva y el Grand Col Ferret, dándome un espaldarazo en el duro momento de La Fouly, haciéndome compañía mientras superábamos el paso de Martigny y el duro momento del Col de Forclaz, maravillándonos del bello paisaje alpino sentados en aquella piedra en el descenso de Catogne, pero ahora siento tu apoyo más cercano, casi como si pudieras cogerme del brazo y decirme al oído que tengo que continuar, que ya no nos queda nada, que no lo puedo dejar aquí.......

Logro recuperarme del mareo y me decido a continuar paso a paso, el sonido de la música de meta suena con más fuerza a medida que voy descendiendo, pero ahora hay algo diferente, al final de esta cuesta se adivina el asfalto de las calles de Chamonix, allí, en los primeros metros de asfalto están Laura y Julia esperándome.

No puedo evitar emocionarme al coger a Laura de la mano al llegar a Chamonix, la emoción es intensa, ahora ya sé que lo hemos conseguido y que juntos haremos los últimos metros del que fue nuestro objetivo y nuestro sueño.





Al llegar junto al rio la cantidad de gente animando es enorme, las lagrimas en los ojos no me dejan ver durante estos metros pero siento la el apoyo y la calidez de las palabras de gente cercana que me apoya al pasar junto a ellos.
Últimos metros. foto Miguel Flor.




Rio y lloro, soy incapaz de parar de llorar y a la vez de reír por haberlo conseguido, junto a Laura, junto a Juan Carlos, junto a Julia y junto a ti, cariño, cruzo la meta del UTMB, lo hemos conseguido !!!







¿Cuánto rato estoy sentado en meta junto a Laura? buff!!...no sé, mucho, trato de recuperarme de la intensidad de lo vivido mientras voy viendo pasar a cantidad de finishers, entre ellos, al compañero del adelantamiento a cámara lenta de hace pocos kilómetros, una vez más, con la mirada nos lo decimos todo, puedo aseguraros que nunca olvidaré su mirada como nunca podré olvidar la experiencia vivida durante estos dos días de UTMB, realmente irrepetible.

CHAMONIX km.171 42:32:50 pos.695




Lo importante es estar, y tú, siempre estarás.

24 comentarios:

Txopete dijo...

:-)

Sin palabras compi...sin palabras.

maria dijo...

Ala Miguel, me has hecho llorar...

Que no me entere yo, que te tomas otra porqueria de esas, de mi cuenta corre el surtirte de mazapán de la ``terreta´´.
Un ``hurra´´por Julia y Juan Carlos.
Y...Diego, je,je...siempre podrás decir que compartiste con Miguel algo más que el camino (suena romantico y todo)...je,je..¿y dices que lo tienes en un tarro de cristal???.Valgame el cielo...eso es:amor.
Miguel gracias por compartir esto (tan vuestro) con nosotros.Un beso.

P.D: Ya tengo el cava fresquito para celebrar el que nos toque la lotería por 2º año consecutivo.

Miguel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Miguel dijo...

Txopete ...... ;)

Maria, bufff!!.....este fue un tramo muy duro y a la vez, extremadamente intenso.

.....jajajj.....lo del tarro de cristal es una manera de hablar mujer( mas que nada por pinchar a Dieguete), aunque te puedo confesar, ahora que nadie nos oye, que conservo intactas las zapas del Ultra, cual fetiche intocable, con su barrico y todo .

Javi, Maria....un abrazo y un beso

Antonio Arias dijo...

Enhorabuena miguel. Os lo mereciais.

Tinyo dijo...

Amigo.....

No sé qué decir al margen de que he acabado esta carrera agotado. Sobran las palabras porque poco pueden aportar a esta historia. Sois grandes, muy grandes y en mi memoria se agolpan tantas cosas vuestras que me resulta difícil expresarlas de manera coherente. Las lágrimas están ahora aflorando y se me hace complicado contenerlas porque no quiero que escapen. Solamente espero que puedas con todo esto, qué podrás, y que poco a poco las cosas vayan "normalizándose". Y egoistamente también espero poder compartir contigo, con vosotros, nuevamente trozos de esas montañas que tanto queremos... a pesar de todo.
Un abrazo y mucha fuerza.

RAMONRUNNING dijo...

Que decir Miguel, he terminado de leer el relato con lagrimas en los ojos de la emocion. Gracias por compartirlo con todos nosotros.
UN FUERTE ABRAZO

Miguel dijo...

Antonio, Tinyo, Ramon :

Gracias a vosotros por compartir conmigo el cumulo de sensaciones de esta aventura.

Antonio :)
Tinyo.....los compartiremos Rober, los compartiremos :)
Ramon, espero veros pronto embarcados en otra "pequeña-gran" aventurilla como el Gr-10X ;)

Un abrazo

Emilio dijo...

Miguel, yo te ví entrar en meta durante la larga calle peatonal que daba acceso a la meta para coger después la vuelta al río; y te prometo, que yo también lloré al verte con Laura de la mano, al mismo tiempo que te animaba a conseguirlo. Jamás se me olvidará esa imagen. Sé que también corrías por ella, o mejor dicho con ella, pues era quien te empujaba a terminar y conseguirlo.
Un abrazo campeón, y mucha suerte en tus nuevos retos.

MANOLI CXM dijo...

Un beso, emocionante la lectura de tu crónica, difícil contener la emoción.

Takuma Ggroc dijo...

Miguel, tras leer y releer la cronica desde el primer dia, desde el primer kilometro... no tengo palabras.
Simplemente que esto me recuerda porque corremos, porque luchamos, porque sentimos, porque amamos...

Muchas gracias por hacernos participes de este maravilloso relato.
Siempre nos va a acompañar, siempre... lo sabemos... lo sabes.

Un fuerte y sincero abrazo, amigo.

Takuma Ggroc dijo...

PD: la foto de cabecera... ¿fiances?

Miguel dijo...

Hola Emilio, recuerdo las palabras de ánimo al llegar a Chamonix y todavia me emociono al hacerlo, muchas gracias por acompañarnos en aquel momento y tambien en este... jamás lo olvidaré.

Manoli, un beso para ti tambien maja :) y gracias por tus palabras.

Rober, que te voy a decir, me quedo sin palabras, tan solo decirte que asi es, o al menos asi lo siento yo tambien, por ello sentimos, por ello vivimos, por ello amamos y luchamos por seguir:)

...y asi es, buen ojo, la Course des Fiances, iniciando el descenso hacia Arrens ;)...siempre estará :)

Gracias por la visita y vuestros comentarios

Un abrazo

sinsuela dijo...

Ufff... imposible contener las lágrimas...
Gracias Miguel por compartir con nosotros tantas emociones.

Un abrazo.

Sergio dijo...

Miguel,

de momento solo he leido este último tramo, pero me has emocionado ...

Prometo leer toda tu crónica.

A ver que dia hablo con Juan Carlos y Julia y nos hacemos una rutilla en mountain bike.

Victor dijo...

BRAVO!!!!

Albert Royo dijo...

Miguel,

Que te voy a decir que no sepas ya.... Enhorabuena por haberlo conseguido. Estoy orgulloso de haber podido compratirlo con vosotros, y poder aportar mi granillo de arena a que lo pudieras conseguir, al igual que lo ha aportado tanta y tanta gente durante esos 3 dias en los que demostraste la gran fuerza interior que tienes.

Realmente indescriptible, sin palabras....

Luciano dijo...

Maravilloso relato, Miguel, digno de tan magna experiencia.
¡Qué intensas estas dos últimas entregas! Parece que en el último cuarto la pasaste peor que yo, que decidí abandonar, y sin embargo tú tuviste la fuerza necesaria como para continuar hasta el final. No sabes cuánto me alegro de que haya sido así, de que lo hayáis conseguido.
Un abrazo.

Miguel dijo...

Hola Julia, gracias a ti por compartir la experiencia y las sensaciones conmigo a traves de tus palabras. :)

Hola Sergio, muchas gracias compañero.
Eso del MTB ya lo podemos hablar con los Kiyos(que te cuente J.C la de la nieve por Fortanete) y cuando quieras hacemos una rutilla en MTB, que hay bastantes ganas.

Hey Victor!!! :)

Hola Albert, buff!! ....yo si me quedo sin palabras, sin tu compañia estoy seguro que este UTMB hubiera sido diferente, por más que lo intente expresar con palabras no alcanzaré a demostrarte totalmente mi gratitud y bien sabes que espero poder hacerlo acompañandote en esta pequeña-gran aventura en un futuro cercano. :)

Hola Luciano, que te voy a decir que no sepas acerca de este UTMB, no llegamos a vernos durante el recorrido (lástima) pero compartimos muchos kilómetros y visicitudes del cúmulo de sensaciones que nos aportó el UTMB2011, fue realmente duro, intenso y, a la vez, gratificante.
Muchas gracias por tus palabras compañero y espero, de todo corazón, que en la próxima edición consigas poner la guinda de finisher a esta aventura.

A fuerza de repetirme, muchas gracias por vuestra visita y comentarios.

Un abrazo.

DIEGO dijo...

Era esta parte del relato la que estaba esperando con ansia, ya lo sabes, ese caldito marrón tirado a lo largo y ancho de la senda, pero no voy a decir nada mas, solo
BRAVO, eres un tío GRANDE, lo demuestras cada día , lo demostraste en el UTMB y sobre todo nos lo muestras a todos nosotros cada día que te vemos, luchando por tirar hacia adelante y solo te diré que lo haces muy bien. Un abrazo tan grande como el Mont Blanc

miguelflor dijo...

Miguel, aquí, otro mas que se seca las lagrimas mientras te da la enhorabuena, desde luego que habeis conseguido una gran hazaña, estar como estabas tantos kms. y tener la fuerza y el tesón de seguir están solo al alzance de muy pocos. Está claro que Irene como bien dices te tendió la mano en los momentos mas duros para hacerte llegar a meta y poder compartir ese momente inigualable.

Allí estaba yo, para verte entrar con lágrimas en los ojos y desde mi semiderrota al haberme retirado en La Fouly, muy orgulloso de logro que habías conseguido. Un abrazo.

Miguel dijo...

Yeeep Diego....
Buffff Diego, que te voy a contar que no sepas ya, lo conseguimos, y sabes bien que buena parte de culpa es tuya y de Ana, desde aquella madrugada en Lucena, donde iniciamos la preparación "sprint" para el UTMB, compartiendo tantos y tantos kms con todo lo que llevan asociados y finalmente luchando por ser finishers del que era nuestro objetivo común, vosotros si SOIS GRANDES ( yo me quedo en mi 1,80pelao ;)
.....por siempre, GRACIAS.

Hey Miguel... todavia recuerdo como si fuera ayer el momento de entrar en Chamonix para realizar el último kilómetro, no pude verte debido a la emoción, pero si recuerdo escuchar tus palabras de ánimo y todavia hoy me emociono. Gracias por compartir aquel momento conmigo, con Laura y con Irene, pues ten por seguro que ella estaba con nosotros.

Bufff....ya me supo mal enterarme de tu retirada y espero, que en la próxima edición en que afrontes el UTMB consigas ser finisher.

Diego, Miguel.....gracias por la visita y por vuestros comentarios.

Un abrazo

Anna dijo...

Hola Miguel!

Enhorabuena por vuestro sueño.

Ha sido muy emocionante leerte durante este tiempo ... y los que vienen.

Un abrazo!

Miguel dijo...

Hola Anna!

Para mi tambien ha sido muy emotivo compartir con vosotros el cumulo de sentimientos y emociones que rodearon la experiencia del UTMB 2011.

Gracias por tus buenos deseos, nos vemos por la montaña.

Un abrazo